jueves, 8 de marzo de 2012

15º - Travesura.


TRAVESURA

     Mi última travesura, y eso que no fue tal, ha colmado el vaso de la paciencia de mi  tía. Me van a meter interno en un colegio y eso que al igual que los héroes de las películas, hemos salvado a mucha gente.

      Mi tía y mi tío me han cogido mucho cariño, me tratan como a un hijo más. Ayudo a mi tío, que es panadero. Con el dinero que manda mi madre compra trigo en el mercado del estraperlo, gracias a unos contactos que han salido gracias a mi madre.  Luego hornea pan a escondidas, y yo que le soy simpático a los civiles  soy el encargado de llevar el pan semi escondido a la lista de clientes, lo hago por que soy rápido y  paso desapercibido .

     Con mi amigo el Angelote, el hijo del tranviario, suelo salir a dar un paseo a las afueras de Oviedo y jugamos a la guerra y a ser héroes.

     Se dice que los montes asturianos están llenos de maquis y jugamos a dispararlos.  Aunque lo de hoy es distinto. Jugábamos a los indios a escuchar al séptimo de caballería en los raíles, cuando vimos que las lluvias habían arrastrado un tramo de vía, el tren estaba a punto de pasar. Y descarrilaría

     Rápido hemos hecho una hoguera recogiendo palos y ramas secas de aquí y de allá. Lo hemos encendido con mi mechero de yesca.

     El maquinista lo ha visto a tiempo y ha detenido el tren. Al ver que habíamos conseguido nuestro propósito hemos salido corriendo, han ido detrás nuestra pensando que era una gamberrada pero no nos han pillado.

     Corrimos a refugiarnos cada uno a nuestra casa. Entré como una exhalación y me escondí debajo de la cama.

     Mi tía me saco arrastrando de una oreja.

-          ¡Ah, pillastre, en que lió te metiste! Sal que está aquí la guardia civil.

     Me ha venido a buscar la guardia civil. Afuera estaba también el Angelote. Debe ser cosa grave puesto que nos han llevado a gobernación.

     Nos meten sin explicaciones y bruscamente y nos llevan frente a una puerta.  Uno de ellos da tres toques.

-          Da usted su permiso.

-          Adelante pasen.

     Un señor, sentado en un sillón que debe ser el gobernador nos mira con suma gravedad.

-          ¿Así que habéis sido vosotros los de la hoguera?

Nosotros asentimos mudos.

-          ¿De quien fue la idea?

     Casi no acertamos a dar las explicaciones. Pero doy un paso al frente.

-          Vaya, vaya, chaval. ¿Y como se te ocurrió lo de la hoguera?

-          Yo, yo lo vi en una película de indios y vaqueros, mi general.

-          O sea, que en una película. 

      El gobernador se levanta de su asiento, imponente frente a mí que soy más bien bajito incluso para mi edad.  Me rodea, me observa y levanta la mano como si me fuera a dar un bofetón. Eso me trae una niebla de miedo y recuerdos, no sé por que, pero me acuerdo de mi tío Emilio.

     En lugar de eso me da una palmadita en la espalda. Me felicita por dar la cara y hacerme responsable de mis actos, también nos explica  que no estamos allí para castigarnos si no por que nos quiere felicitar por haber salvado al tren de un seguro descarrilamiento, en un claro sabotaje rojo, en el que podrían haber salido heridas muchas personas o algo peor.

     Intento explicarle,  que han sido las lluvias y un arroyo subterráneo, los responsables de que falte ese tramo de vía, pero no quiere escucharme, me dice que no diga tonterías y que esta claro que han sido esas alimañas rojas.

     No necesitamos contarle nuestras vidas, sabe quienes somos y quienes nuestros padres y lo que hacemos y el colegio al que vamos. ¡Que bárbaro el tío!, ¡lo sabe todo!

     Se nos pasa el miedo, nos llevan a casa en un coche. Pero antes vamos a la estación, allí un montón de gente que iba en los trenes nos quiere agradecer nuestra acción y nos dan una recompensa con el dinero que han recogido en una colecta entre los pasajeros salvados.

     La noticia ya ha corrido como la pólvora, creo que hasta la van a publicar en los periódicos de mañana. Mi tía también me felicita, soy el héroe del barrio.


Fin del capítulo 15º de Las memorias de Olvido.

4 comentarios:

  1. Me alegro mucho de que hayas escrito el nuevo capitulo, se te echaba de menos. Felicidades en el dia Internacional de la Mujer.
    Un beso
    Mayte

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho de que hayas escrito el siguiente capitulo, se te echaba de menos. Felicidades en el dia de la Mujer
    Un beso
    Mayte

    ResponderEliminar
  3. Gracias, espero que te halla gustado, aunque creo que tu si que más o menos sabes por donde va a transcurrir la historia. He estado muy liada, que el sábado 3 me examiné. Todávía no sé los resultados.
    Mañana publico otro capítulo y ya va quedando menos para uno de los nuevos que no has leido todavía y ya sabes que lo escribí gracias a ti y a tus comentarios.
    Felicidades también a ti, mujer trabajadora, y a todas vosotras que leeis este blog. (Si es que hay alguien más)

    ResponderEliminar
  4. Te deseo mucha suerte en el resultado del examen, seguro que estara fenomenal. Y me alegro que sigas escribiendo, estaré esperando. Y el que no te dejen comentarios no quiere decir que no te lean.Un beso
    Mayte

    ResponderEliminar